Uno de los más grandes cantaores de flamenco visitó Mestizo hace algunos años. José Mercé, quien ha vendido más de un millón de discos a lo largo de una fructífera carrera, disfrutó muchísimo de nuestra comida. Eso sí, nos aclaró que no come nada de picante. Aunque hasta ese momento el cantaor no había visitado México pues sufre de aviofobia (miedo a volar en avión), fue muy interesante descubrir el grado de familiarización que tiene con la cultura mexicana, destacando su admiración por José Alfredo Jiménez, de quien simplemente dijo: “Es un monstruo”.

Anuncios

Don Carlos Falcó y Fernández de Córdoba en Mestizo

Don Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, Marqués de Griñón, visitó Mestizo en 2010 con motivo de las celebraciones por el 200 aniversario de la Independencia de México.

Armando Oropeza, gerente de Mestizo, conoció a Don Carlos en un certamen de Madrid Fusión. Además de ser uno de los aristócratas más importantes de España, el Marqués de Griñón es un productor de vino (de hecho le gusta que lo llamen “bodeguero”), por lo que Armando le solicitó una entrevista para el diario El Sol de México. Debido a que el Marqués se encontraba muy ocupado durante el evento, acordó con nuestro gerente una visita a su finca de Malpica, cerca de Toledo. Con mucho entusiasmo, Armando acudió a la cita, pensando que Don Carlos lo atendería por breves minutos, pero para su sorpresa, la conversación duró más de 4 horas, en las que el Marqués incluso invitó a nuestro gerente a comer. Ahí, Armando aprovechó para platicarle sobre nuestro restaurante y la misión de llevar lo mejor de la gastronomía mexicana a los paladares españoles. El Marqués, quien lleva sangre azteca en las venas porque su abuela  era una mexicana que construyó el ferrocarril México-Veracruz en la Revolución, se comprometió a visitarnos y lo cumplió en dos ocasiones. En la foto aparece con Armando el día de la celebración del bicentenario de la Independencia de México, en una comida ofrecida al Embajador de México en España. Armando le está mostrando el artículo publicado en el diario El Sol de México. Nuestro gerente nos comenta, “Para Don Carlos todo mi respeto, es una persona sencilla y amable, un tipazo, conmigo siempre ha sido un caballero.”

Los vinos Marqués de Griñón han sido destacados con diversos reconocimientos, entre ellos una extraordinaria crítica de Robert Parker. En su finca se han alojado personalidades como el Rey de España. El Marquesado de Griñón, es un título nobiliario español, creado el 25 de febrero de 1862, por la reina Isabel II, para doña María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez, hija de Joaquín Fernández de Córdoba Pacheco y Téllez-Girón, VI duque de Arióny de María Encarnación Álvarez de las Asturias Bohórquez y Chacón. La denominación de este título hace referencia a la localidad de Griñón, provincia de Madrid, España. Don Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, actual titular, es el V Marqués de Griñón.Dedicatoria Don Carlos Falcó y Fernández de Córdoba

¿Y tú qué harías si estuvieras a punto de cerrar tu restaurante a la una de la mañana y llegara a cenar la campeona de tenis Serena Williams? Pues la misma pregunta nos hicimos nosotros hace algunos ayeres cuando, ya cansados y listos para irnos a dormir, llegó un grupo de seis personas encabezadas por la extraordinaria tenista preguntando si todavía teníamos servicio. A pesar de que el personal de cocina ya se había marchado, entre nuestro gerente y el resto del equipo que aún estaba presente, montamos una mesa y nos fuimos a la cocina a preparar todos los platillos solicitados por estos (espontáneos) invitados de honor. Serena y el resto del grupo cenaron de todo y se mostraron muy agradecidos pues se dieron cuenta del esfuerzo adicional que el personal de Mestizo realizó para atenderlos. Inclusive tuvimos oportunidad de platicar con ella y comentar su opinión sobre Rafa Nadal (muy positiva, por cierto). Al año siguiente, Serena Williams volvió a Madrid y solicitó que Mestizo le llevara la comida directamente a su hotel. Nuevamente cumplimos sus deseos: ¡le llevamos comida hasta su habitación durante una semana! Este año esperamos volver a atenderla.

La actriz, modelo y presentadora de televisión española es clienta asidua de Mestizo desde que nos visitó por primera vez. Armando Oropeza, nuestro gerente, la conoció hace aproximadamente 12 años mientras trabajaba en la barra de otro restaurante. “No se me olvida que me pidió un oporto. Me pareció la mujer más bella que había visto en mi vida.” Pasado el tiempo, un día Armando vio pasar a Mar afuera de Mestizo y se le acercó para recordarle la anécdota de años antes. “¿Cómo es posible que te acuerdes de mis gustos?”, le preguntó la actriz. “¡Cómo no me voy a acordar de una belleza como tú!” Armando, quien pensó que la charla sería sólo de algunos segundos, se sorprendió con la amabilidad de la presentadora, quien le hizo la plática por largo rato. En ese momento, Mar —quien en 2010 apareció en la película mexicana “Hidalgo: la historia jamás contada”— nos comentó lo mucho que le gusta ese país y por supuesto que aceptó visitarnos, es más, confesó que ya sabía de nosotros pues en días pasados el gerente de Mestizo le había entregado una tarjeta a su esposo. “Pero ese día has pasado de mí porque sólo te has fijado en el coche de mi marido”, bromeó la actriz. (Armando reconoce que el Aston Martin acaparaba las miradas.)

A los pocos días, Mar nos visitó por primera vez y desde entonces no ha dejado de disfrutar la comida de Mestizo. Armando comenta: “La belleza no sólo debe ser física: Mar es una persona bella por fuera y por dentro.” Vaya que estamos de acuerdo.

El director de cine Alex de la Iglesia, reconocido a nivel internacional por películas como Perdita Durango, El Día de la Bestia, Crimen Ferpecto y Los Crímenes de Oxford, visitó Mestizo por primera vez en 2009. Cuando Alex nos llamó para pedir una reserva lo hizo personalmente y nosotros no reconocimos su nombre de inmediato —¡ups!— pero en cuanto llegó al restaurante lo identificamos y resultó ser de lo más amable y simpático. Nos comentó la importancia de México para España en cuanto a cinematografía y también nos dio su opinión en torno a que ambos países deberían estar más unidos, ya que con el potencial de nuestras poblaciones, seríamos más importantes a nivel mundial. Alex también nos comentó que se enamoró de la gastronomía mexicana mientras rodaba en locación por allá y por suerte, los platos de Mestizo estuvieron a la altura de sus expectativas, en particular nuestro mole. El cineasta, que dirigió a Salma Hayek en su más reciente película, ha seguido visitando Mestizo de manera regular. Cuando le pedimos que nos dedicara el libro de visitantes distinguidos, dibujó este divertido cartón. (La verdad, ¡creemos que ya se volvió mexicano!)

Armando Oropeza y Jacobo Zabludovsky

El famoso periodista mexicano Jacobo Zabludovsky visitó Mestizo en 2009. La historia es que nuestro gerente, Armando Oropeza, al saber que don Jacobo se encontraba de visita en Madrid, fue a buscarlo al hotel donde se hospedaba para ofrecerle conocer nuestro restaurante. Armando simplemente llegó a la recepción del hotel y pidió hablar con el señor Zabludovsky. “¿Quién lo busca”, le preguntaron. “Dígale que un mexicano que quiere saludarlo.” Para sorpresa de Armando, a los pocos minutos Jacobo Zabludovsky bajó de su habitación para saludar a nuestro gerente. “Don Jacobo, usted no me conoce, pero me gustaría invitarlo a probar el mejor restaurante mexicano de Madrid.” Con una extraordinaria amabilidad y sencillez, el periodista le dijo a Armando, “Con mucho gusto, pero con una condición: si voy, pago.” Armando, incrédulo, le dijo: “¿De verdad va a ir señor Zabludovsky o nada más me lo dice ‘de compromiso’ para que ya me vaya?”. A lo cual don Jacobo le contestó que es un hombre de palabra y que por supuesto iría. En la tarde de ese mismo día, recibimos una llamada en Mestizo, pidiendo una reservación para 10 personas a nombre de Jacobo Zabludovsky. El periodista llegó con un grupo de amigos, quienes disfrutaron nuestra auténtica comida mexicana y nos dieron comentarios muy positivos. Y sí, ¡don Jacobo pagó hasta el último taco!